Diferencias entre camaras Reflex y Mirrorless
Octubre 13, 2019

    Vamos punto por punto viendo las ventajas y desventajas de las réflex (con espejo) y las mirrorless (sin espejo).

    Peso y tamaño

    La diferencia más notable entre DSLR y Sin Espejo es su peso y dimensiones, algo determinante para muchas personas. Las cámaras réflex tienen mecanismos más complejos en su interior, lo que las hace más grandes y voluminosas, las mirrorless por otro lado no necesitan mecanismos tan complejos, no tienen visor óptico (de forma similar a como trabaja la cámara de un teléfono móvil) y la luz entra directamente al sensor. Todo ello hace que sean más ligeras y compactas.

    Por otro lado dentro de las cámaras sin espejo también encontramos modelos de cámaras que usan sensores y objetivos más pequeños, como el sistema Micro Cuatro Tercios que usan marcas como Olympus y Panasonic. Este tipo de sistemas tienen un inconveniente y es que no te darán tanta calidad como las de los modelos full frame.

    Tipo de visor

    Otra de las características que más diferencia a estos dos sistemas es el tipo de visor que usa cada una. Un punto que a simple vista puede ser menos visible pero fundamental a la hora de decantarte por una u otra.

    Las cámaras mirrorless tienen visor electrónico en lugar de óptico, por lo que es obligatorio en estas cámaras hacer la foto siempre a través de una pantalla LCD o un visor digital. Las cámaras réflex al otro lado usan un visor óptico directo y en las réflex de los últimos años también ofrecen la posibilidad de realizar la foto o el video a través de una pantalla digital, como en las sin espejo.

    A primera vista un visor óptico te ofrecerá más claridad y naturalidad a la hora de realizar la foto, la imagen es real y no hay ningún tipo de retraso. Pero los visores de las cámaras mirrorless son cada vez más avanzados, han avanzado enormemente desde sus inicios y además de mayor realismo de imagen ofrecen una gran cantidad de información extra que te puede ser de gran ayuda a la hora de realizar una foto. Por ejemplo con el visor electrónico podrás ver como queda la foto final sin necesidad de apartar tu ojo del visor.

    Calidad de imagen

    La calidad de imagen en una cámara vendrá marcada principalmente por el tamaño del sensor. Por lo tanto en este punto hay un empate técnico. Si el sensor tiene el mismo tamaño, la calidad de imagen será la misma.

    Por lo tanto si lo que buscas es calidad máxima de imagen decántate por cámaras con sensores full frame tanto en réflex como mirrorless. 

    Estabilizador de imagen en el sensor

    Si con las cámaras DSLR encontrábamos estabilizadores de imagen solo en determinados objetivos, ahora varias marcas como Olympus o Sony lo incorporan en el propio sensor de sus cámaras mirrorless.

    Y esto, es una gran ventaja, ya que podrás disparar a velocidades más lentas, lo que se traduce en que podrás hacer fotos en condiciones de menos luz sin tener miedo a que la foto salga desenfocada.

    Sistema de enfoque automático

    Otra de las grandes diferencias entre un sistema y otro que poco a poco va igualándose. Las cámaras DSLR usan un sistema de detección por fase que se encuentra debajo del espejo, que antes era más rápido y útil sobre todo en deportes o cuando seguimos a sujetos. Las cámaras sin espejo usaban un sistema de enfoque por contraste y ahora todos los últimos modelos usan un sistema híbrido que combina ambas tecnologías.

    En estos momentos los modelos más top de gama de cámaras réflex siguen siendo las que mejor enfoque automático tienen, pero las mirrorless de gama alta van ganándoles cada vez más terreno.

    Velocidad de disparo

    Si lo tuyo es el deporte o las fotos de animales, el disparo en ráfaga es un punto que te conviene analizar. En este aspecto, las réflex no pueden competir con las mirrorless. Estas últimas al no necesitar de partes móviles disparan fotos mucho más rápido que una DSLR. Este factor está haciendo que cada vez más fotógrafos profesionales utilicen cámaras mirrorless en prensa deportiva. Un sector en el que de toda la vida las cámaras réflex han sido un estándar para todos los fotógrafos.

    Para que te hagas una idea, la Canon 1D X Mark II (tope de gama), realiza 14 disparos por segundo. La Sony Alpha A9 puede llegar a hacer hasta 20 fotos por segundo. Y si el enfoque se mantiene fijo esta cifra se puede llegar incluso a triplicar.

    Precios

    Por último y no por ello menos importante, el aspecto económico. Un punto determinante a la hora de decantarse por un sistema u otro.

    En este punto las cámaras réflex suelen ser más económicas que las mirrorless pudiendo encontrar modelos más que decentes para iniciarse en la fotografía por menos de 400 euros.

    Por el contrario si te decantas por una sin espejo, los precios de partida superan con facilidad los 600 euros, acercándose muchos a la temida barrera psicológica de los 1.000 euros.

    Con los objetivos sucede exactamente lo mismo. Lentes para cámaras mirrorless suelen ser más caras que las de DSLR. Al haber más variedad, llevar más tiempo, el mercado hace que se encarezcan los precios. De segunda mano encontrarás más fácilmente objetivos de primera para cámaras DSLR que para mirrorless.