¿Como usar el flash en fotografía?
Enero 28, 2019

    ¿Sabes realmente qué es un flash? ¿Sabes cómo funciona? ¿Sabes cómo manejarlo correctamente? 

    Para poder entender y aplicar diferentes tecnicas en el uso del fash primero debes saber qué es y cómo funciona realmente.

    1. ¿Qué es un flash y qué tipos de flashes existen?

    Un flash es un dispositivo electrónico que nos permite generar luz artificial de forma controlada. La clave está ahí, en la última palabra: “controlada”. Gracias a una serie de parámetros podemos modificar la luz que necesitamos para iluminar nuestro motivo principal, pero según el tipo de flash que usemos podremos hacer más o menos. Así que veamos los tipos de flashes que hay.

    Flash integrado en la cámara: Es el menos potente de todos y es bastante poco práctico. Una de sus mayores limitaciones es que dispara desde la misma posición que la cámara y al no poder dirigirlo hacia un destino concreto siempre disparará frontalmente respecto al sujeto.

    El resultado suele ser un “flashazo”, con una luz muy dura y poco favorecedora. Aunque las cámaras réflex actuales permiten controlar su intensidad no es un tipo de flash recomendable para fines creativos. Sus principales funciones son las de sacarte de un apuro en caso de necesitar más luz o también la de rellenar con algo de luz las zonas oscuras de una imagen. Esto último se llama flash de relleno, y su función es dar detalle a las zonas que quedan más en sombra en la imagen.

    Flash externo portátil: Es un flash adicional externo a la cámara. Éste puede funcionar fijo conectado a la zapata de flash de la cámara o bien separado de dicha zapata y disparado bien a través de cables o bien a través de sistemas inalámbricos. Esto depende del modelo de flash y de los accesorios de los que se dispone para hacerlo disparar (cables PC-Sync, emisores inalámbricos, entre otros).

    Con este tipo de flash las posibilidades aumentan tremendamente. Dependiendo del precio van incorporando cada vez más características. No sólo la potencia del flash es importante, sino otras características básicas como que permita girarse para dirigir la luz, que sea capaz de controlar otros flashes inalámbricamente o recibir órdenes de un flash maestro o células emisoras. 

    Si el flash es inalámbrico o disponemos de los accesorios suficientes como para hacerlos inalámbricos entonces podemos colocarlos donde queramos y jugar con la luz de forma mucho más creativa. Existen en el mercado kits de emisor-receptor para convertir casi cualquier flash en inalámbrico. Los hay de diferentes precios y es muy importante asegurarse de que el kit es compatible con tu modelo de cámara o de flash. 

    Flash anular o de anillo: El flash anular tiene forma de anillo y va acoplado al objetivo. 

    Es un flash utilizado para disparar en distancias muy cortas dando una luz difuminada. Se usa especialmente en fotografía macro y también se puede utilizar en retrato, aunque esto es menos habitual.

    Flash de estudio: Como su propio nombre indica son flashes indicados para disparar en estudio. Las características que les hacen especialmente idóneos para ello es que al no tener que ser portátiles no tienen tantas limitaciones en su construcción, especialmente de tamaño. Así, suelen ser más grandes, se conectan directamente a la corriente, se acoplan fácilmente a trípodes y permiten acoplarle otros accesorios de iluminación como pantallas difusoras o paraguas. Dependiendo del precio pueden llevar luces de modelado o no. Las luces de modelado son bombillas halógenas que están encendidas continuamente durante una sesión de estudio. Al salir del flash de estudio te permiten prever las sombras que el flash creará en los rostros.


Contactanos